En blog

“Mi barba tiene tres pelos, tres pelos tiene mi barba, si no tuviera tres pelos, ya no sería mi barba” Esta frase es un trabalenguas que, cuando somos niños, puede ser divertido repetir, pero ¡Qué terror cuando crecemos, y en lugar de ser un juego, es una realidad que vemos en nuestro reflejo frente al espejo! Por ello es común que las personas busquen el servicio de depilación láser precio DF.

Uno de los primeros sustos de la vida es ir descubriendo que el vello se hace más grueso, crece, cambia de color y de textura en diferentes partes del cuerpo, muchas veces también durante periodos distintos del mes. Antes de entrar en pánico y correr por el rastrillo, es importante entender qué tipos de vellos existen, cómo crecen y por qué cambian.

Conocer esta información te será de utilidad para encontrar un método de depilación mucho más efectiva para tus necesidades y por supuesto, elegir la que el mejor precio y calidad te brinde.

De entrada es muy importante considerar que métodos como las ceras, cremas y el mismo rastrillo o las navajas jamás acabarán con el crecimiento del vello, a lo mucho prolongarán su crecimiento, y en el peor de los escenarios te producirán irritación, salpullido o encarnación de vello que puede derivar en infecciones dermatológicas graves. Además, en el DF existen otros métodos como la luz pulsada que brinda resultados engañosos, pues pagas un alto precio por resultados que definitivamente no eliminan el vello.

Por estas razones, la tecnología láser es la única que combina resultados garantizados y precios accesibles, pero es fundamental conocer más acerca de los tipos de vello que encontramos en nuestro propio cuerpo para elegir los tratamientos que contribuyan a responder las necesidades de depilación láser precio DF que buscamos.

  • Lanugo

Se le llama “lanugo” a la pelusilla suave que recubre el cuerpo de los recién nacidos. Hay bebés que nacen con un poco de pelito en la espalda y hasta en los hombros, es un tipo de vello que desaparece en los primeros meses de vida del pequeño.

  • Vello

El vello es también una protección del cuerpo, y cuando somos niños nos cubre ya todo el cuerpo, es fino, no tiene pigmentación, y se encuentra incrustado en la piel apenas medio milímetro aproximadamente. ¿Por qué no sé quedará así para siempre? Sucede que en la infancia los ciclos hormonales son menos imperativos que en la adolescencia, y el crecimiento y grosor del mismo depende muchas veces de nuestros niveles de estrógenos y de progesterona, que no son palabras a las que prestemos mucha atención hasta la pubertad.

·         Vello intermedio

Este tipo de vellos no pasa del centímetro de longitud, a veces tienen un poco de pigmento y se encuentran en el tórax, el abdomen, los brazos y las piernas. Al final, el vello corporal es también una defensa de la piel, y este tipo de vello está en casi todo el cuerpo, de manera diferente dependiendo de la persona.

“¡Así te va a crecer más grueso, no uses el rastrillo!” Seguramente has escuchado esta advertencia. Es verdad que el vello se siente distinto si lo rasuras, sin embargo hay que entender que la alimentación, la edad y la genética son factores más importantes a considerar que el uso de una navaja de afeitar.

Y con el objetivo de verdaderamente contribuir a combatir su crecimiento o controlarlo para sentirnos y vernos mejor, conviene acudir con un especialista en depilación láser que pueda identificar el tipo de vello por área a depilar, así como los factores que asegurarán un mejor avance.

·         Vello o pelo terminal

Es el vello o pelo más grueso, muy pigmentado y que penetra en la piel a una profundidad de 3.5 mm. Este es el tipo de no ocupa. Por supuesto, la mayoría lo encontramos en la cabeza ¡Es el cabello, las pestañas, las cejas, la barba en los hombres, pero no se detiene ahí, también lo encontramos en las axilas, las piernas, el abdomen y el pubis!

Ahora que conocemos los tipos de vellos que crecen en nuestro cuerpo a lo largo de la vida, es importante entender que también hay otros factores importantes que intervienen en las características y la abundancia del vello, como los ciclos hormonales, algunas alteraciones de los mismos  y la alimentación.

  • Factor hormonal

La producción de vello aumenta o disminuye dependiendo de los niveles de estrógenos y de progesterona que tengamos en el cuerpo. Estas dos hormonas son llamadas hormonas femeninas y hormonas masculinas, pues son las que determinan la acentuación de las características físicas que asociamos a cada sexo, pero es importante que sepas que todos las tenemos, en menor o mayor cantidad, dependiendo de nuestra herencia genética y nuestras características únicas.

Por ejemplo, un aumento en la progesterona resultará en la acentuación de los caracteres sexuales secundarios femeninos, pues es la hormona que se desarrolla en la pubertad y en la adolescencia en las mujeres, interviene en la segunda parte del ciclo menstrual, y sirve sobre todo para mantener el embarazo.

En el caso de la testosterona, que es la hormona masculina, específicamente en el cuerpo de la mujer, se acentúan los caracteres sexuales secundarios masculinos, hay un aumento en la libido, y sobre todo ¡Crece más rápidamente el vello, y a veces ligeramente más grueso!

¿Has notado, justamente que en algunos días del mes, si te depilas, a la mañana siguiente ya tienes pequeños vellos resurgiendo en tus piernas o tus axilas? ¡Muchas veces se debe a los niveles de testosterona en tu cuerpo! A menos que se trate de un desorden hormonal muy específico, no debes preocuparte mucho, es normal y a todos nos pasa.

Para vellos delgados o gruesos, oscuros o un poco más claros, en Avant Láser encontrarás un plan adecuado a tus necesidades para olvidarte de rastrillos, vellos enterrados o ceras y pinzas para depilar, simplemente la mejor opción en depilación láser precio DF. ¡Consulta nuestra ubicación en DF, pregunta por nuestros paquetes y elige el que más te convenga!

  • Factor alimenticio

No es que existan alimentos que hagan que el vello crezca o deje de crecer, pues como hemos visto esto tiene que ver más bien con genética y hormonas. Sin embargo, tu alimentación juega un papel importante en el correcto desempeño de tu sistema hormonal, y en general en tu salud. Recuerda: ¡Eres lo que comes! Te recomendamos que complementes tus tratamientos no invasivos de belleza en Avant Láser con un cuidado balanceado de las cantidades de carbohidratos, cárnicos, frutas, leguminosas, vegetales y azúcares que consumes. No se trata de limitarse, sufrir o restringirse, pero sí de cuidarse. Acompañar estos cuidados con mínimo media hora de actividad física, no sólo te harán ver bien, sino que te sentirás mucho mejor, con todas las pilas para enfrentar tu vida diaria.

Lo recomendable es que hagas 5 comidas al día, tres significativas y dos refrigerios, siempre dando prioridad a los alimentos altos en fibra y nutrientes. Lo importante de una buena dieta es nunca sentir hambre, si no saber escuchar al cuerpo para darle exactamente lo que necesita para nutrirse y trabajar adecuadamente. Al final, nuestra salud se nota cuando estamos felices por dentro y por fuera.

En Avant Láser tenemos una solución en el DF para que te deshagas de estos indeseables acompañantes, con nuestros tratamientos de depilación láser precio DF y diferentes paquetes por zona para hombres y mujeres, podrás embellecer esas zonas del cuerpo que necesites depilar ¡Y que los trabalenguas se queden ahí, como un juego de infancia!

Publicaciones recientes
spa Queretaromejores spa en DF